Rugby League

Rugby League

El rugby league es un deporte de contacto y de conjunto que se juega entre dos equipos de 13 jugadores por dos periodos de 40 minutos. Tiene su origen en Inglaterra y se volvió profesional en 1895. Desde sus orígenes mismos el rugby y el futbol asociación se definieron como el alter ego del otro: fuerza contra habilidad; juego limpio contra juego desleal, etc. Un antiguo dicho británico dice que «el futbol es un juego de caballeros jugado por salvajes y el rugby es un juego de salvajes jugado por caballeros». En el rugby es característico el respeto por las reglas que deben practicar tanto los jugadores como el público. Un ejemplo del respeto por las reglas es que las decisiones del árbitro rara vez son discutidas por los jugadores.

El rugby es un deporte de contacto, aunque existen variantes sin contacto y con contacto reducido. Se juega en dos grandes variantes: rugby union y rugby league. Una de las cosas que diferencia directamente al rugby de otros juegos de conjunto es la cantidad mínima de jugadores en la cancha: se requieren, para obtener un juego similar al rugby, al menos tres por bando; en tanto que otros deportes, como futbol asociación, basquetbol y volibol pueden jugarse sin diferencias apreciables en variedad de uno a uno, esto es imposible en rugby. El rugby league se practica en variantes de tres, cinco, siete, nueve, y trece jugadores por bando. Se puede jugar con contacto reducido, o sin contacto.

Las reglas del rugby league las podemos resumir en cinco:

Tienes que tocar la zona de gol con el balón.
El balón sólo puede pasarse hacia adelante si usas el pie.
El balón sólo puede pasarse hacia atrás si usas las manos.
Sólo puedes detener al jugador que tiene el balón.
Cada equipo tiene seis oportunidades para intentar anotar antes de perder el balón.
El objetivo del juego es tratar de marcar la mayor cantidad de puntos posibles, y hay cinco formas de marcar:

Try, intento o ensayo (Try for goal): 4 puntos. El jugador que lleva el balón lo coloca en la zona de anotación, con control total del balón en todo momento. Si no hay control del balón no es válido.
Conversión (Convertion to goal): 2 puntos. El jugador que anotó un try tiene la oportunidad de patear el balón por entre los brazos superiores de la H.
Gol (Drop Goal): 1 punto. El jugador con posesión del balón lo patea por entre los brazos superiores de la portería en forma de H.
Try penal (Penalry try for goal): 4 puntos: El jugador en posesión del balón y con oportunidad de anotar es impedido para hacerlo por juego sucio. Si además se presentan otras infracciones puede cobrarse un gol penal adicional para ocho puntos.
Gol penal (Penalty Goal): 2 puntos. Si el jugador se encuentra cerca de la H y el árbitro marca una penalización, el jugador puede intentar un drop goal.
El balón sólo se puede patear hacia adelante para ganar terreno, y al hacerlo se convierte en bola libre: cualquier jugador del equipo contrario puede recuperarlo, y también cualquier jugador que se encontrara detrás del balón al momento de patear. El jugador en posesión del balón puede pasarlo con la mano a cualquiera de sus compañeros que se encuentre detrás del balón. Sólo puede tocarse al jugador que trae el balón con el objetivo de detener el avance; si el jugador que taclea no puede ganar el balón, deberá dejar que otro jugador lo tome para continuar el juego. Cada equipo cuenta con seis oportunidades de avanzar, y cada oportunidad termina en un tacle. Tras un tacle, el jugador tacleado debe pasar el balón a sus compañeros, poniéndose de pe, depositando el balón en el suelo, y deslizándolo hacia atrás con el talón; el equipo rival debe retroceder diez metros para permitir la jugada. El juego sólo se detiene cuando un equipo hace un try, cuando el balón es enviado fuera del campo, cuando el arbitro marca una penalización o cuando hay alguna lesión; en estos casos el reloj se detiene. No hay tiempo de compensación adicional. Si el balón se va hacia afuera éste será lanzado dentro del campo a través de un saque de banda, en el cual el equipo en posesión introduce el balón, y el juego se reanuda en cuanto un jugador toca el balón con el pie para avanzar. Si el árbitro considera que hubo una ventaja injusta en una jugada puede decretar un tacle cero: una oportunidad adicional para el equipo no infractor de avanzar. Si ambos equipos comenten faltas pero no obtienen ventaja, el árbitro otorga un scrum: ambos equipos chocarán entre sí para disputarse la posesión del balón. Las penalizaciones otorgan un penal, una patada libre o un scrum a favor del equipo contrario. En el scrum los delanteros se juntan en una unidad y empujan contra los delanteros del otro equipo, tratando de ganar el balón con sus pies. Una vez que el balón abandona el scrum el equipo que lo ganó puede moverlo. Gana el equipo que haya marcado mayor número de puntos.

No comments.